Imprimir

En la finca de la Bastida, junto a la zahúrda, un pozo antiquísimo que le daba agua a un abrevadero, según lugareños antiguos, siempre ha sido muy escasa sus aguas y sin embargo uno que han perforado muy reciente, en las mismas zahúrdas, hoy casa para el pastor, el caudal es imponente, han vuelto a construirle un abrevadero reciente, el señor Amo ubica en la Bastida dos fuentes pero mucho me temo que no se refiera a esta con ninguna de ellas. Para reseñar, la soledad de este abrevadero en una solana, en mitad de la Sierra.

Acceso: Hay que llegar a la Bastida, a la Nueva, por cualquiera de los muchos accesos que esta finca tiene, y una vez en el caserío, podremos ver en primer lugar el abrevadero nuevo y poco más abajo el antiguo.