Imprimir

Por primera vez cambiamos en A Desalambrar la sierra por el río Guadalquivir. Entre nuestros objetivos está la defensa de todos los caminos y veredas de Córdoba, y de sus cauces públicos. Por tanto no solo podemos centrarnos en la sierra, sino que tenemos que conocer y defender otras zonas como nuestro río y los caminos que lo atraviesan.

Vimos las grandezas del río Guadalquivir y las miserias del maltrato que los cordobeses le damos en su zona más próxima a nuestra ciudad.

En esta primera ocasión vamos a conocer la ribera del Guadalquivir aguas arriba. En el año 2009 llegó a publicarse un folleto con rutas por la zona, con textos de José Aumente, que podéis ver aquí

Entrevista en PTV Córdoba sobre la ruta

Comenzamos a las 9 de la mañana, el lugar de cita fue el Molino de Martos.Nos hacemos la foto de grupo aquí

Subimos por la orilla del río,

pasando por debajo del Puente de la autovía y los restos del Murallón de San Julián. Lugar curioso ya que es una muralla realizada en el siglo XVI para defender la orilla del Campo de la Verdad de las crecidas del río, que se situaba en lo que ahora es el recinto ferial. En el siglo XIX se abandonó definitivamente, rindiendose a que el murallon siguiera un nuevo cauce. Más información sobre la excavación del murallón en: El Murallón de San Julián, de Enrique León Pastor

sanjulian01

Foto del Murallon de San Julian (Arqueocordoba) cuando se estaba excavando. Ahora la maleza lo ha invadido y no se ve casi nada.

 

Seguimos por la orilla del río. Esta zona era conocida como al- Ramla en época árabe –El Arenal-, y se supone que había una almunia en el Cortijo del Arenal, cerca del cual pasaremos. El camino que llevaba a ella, probablemente el mismo que seguimos hoy, está documentado que se empedró para la visita de Abd-al-Rahman III. Esta zona posteriormente perteneció a Machaquito, y ahora está abandonada a su suerte sufriendo todo tipo de agresiones sin que el Ayuntamiento ni ninguna otra institución ponga el más mínimo orden. Con un plan urbanístico aprobado, para nosotros tampoco muy afortunado porque viene a consagrar la especulación en el terreno, pero que de todos modos está metido en un cajón. Sin embargo, la ribera del río nos muestra su potencial belleza.

Continuamos por un carril que va paralelo al río, durante un tramo entre olivos plantados recientemente

Pasamos por una zona con desechos de tubos

Interesantes vistas de la orilla contraria, como los eucaliptos junto a los cuales descansaríamos luego

Grandes escarpes llamados en época árabe al-Mawwaz

Continuamos por la orilla del río hasta llegar a un antiguo vado llamado Vado del Adalid, donde había una barca para pasar el río, motivo por el cual el camino que llegada a ella, también vía pecuaria, se llamaba Camino o Colada de la Barca.

Según el catastro de Ensenada (1752) había tres vados con barcas para cruzar el río: el de Casillas, Las Quemadas, y la Barca de Lope García. Lope García era hijo de Domingo Muñoz, conquistador de Córdoba llamado el Adalid, que recibió el molino que aún lleva su nombre. En otros textos del siglo XIX también se mencionan la barca que atravesaba el río, como en Ramirez de Arellano donde nos dice "Y por cima del Arenal hay una gran barca, cuyos derechos de pasaje se arriendan, y facilita el paso de la sierra a la campiña hacia el camino de Castro". También habla del Vado del Adalid, mencionando que se llama así desde la Batalla del Campo de la Verdad (1367), en que el Adelantado Alfonso Fernandez de Cordoba, también llamado el Adalid voló el puente para que sus soldados no se volvieran a la ciudad, y después de la batalla volvieron por ese vado.

 Esta es la descripción del camino en el Inventario de 1884:

Camino 68: El que partiendo del campo de Madre de Dios y dirigiéndose por la cuesta de la Pólvora atraviesa sucesivamente los arroyos de la Fuensanta y de Pedroches, entrando por las Huertas de Aguayo y del Moreral y continúa lindando con la segunda hasta dirigirse por entre las cercas de las huertas de la Cruz y del Milano, desde donde prosigue por tierras del cortijo del Arenal a la derecha y a la izquierda, lindando con las cercas de las huertas de la Colecilla, de Gavilán, del Cañaveral y olivar del Arenal hasta el paso de la barca sobre el Guadalquivir

Colada de la Barca: Le corresponde una anchura de cinco metros (5 mts) y tiene un recorrido aproximado de unos cuatro kilómetros (4.000 mts).

Comienza en el Cordel de Granada junto al Arroyo de Los Sarnos y se dirige hacia el Norte, aguas abajo de dicho arroyo, unas veces por su derecha y otras por su izquierda. Pasa entre Las Coronadillas y llega al Cañuelo para encontrar después el camino vecinal de Córdoba a Bujalance, en la desembocadura del Arroyo de Las Coronadas o del Judío. Una vez pasado el puente de la carretera, deja por la derecha el arroyo de Los Sarnos y siguiendo junto a él, llega al Río Guadalquivir.

En frente tenemos la llamada Torrentera de la Barca o de Rojas, por donde continua esta colada, y se aprecia claramente desde aquí como es el lugar natural para cruzar mucho más llano que el resto.

 

El carril por el que vamos se corta, de forma dudosamente legal, por unas enormes perreras. Antes de llegar a ese punto bajamos a la orilla del río, donde el camino se hace más bonito

Vemos compañeros de rutas pescando

Llegamos al Molino de Carbonell, al que llega desde La Fuensanta el Camino de Carbonell, que está asfaltado.

El Molino junto al que estamos, comprado por Carbonell a principios del siglo XX, dándole el nombre de Fábrica de Harinas Santa Cándida, pero que llevó al nombre popular de Molino de Carbonell, es de origen islámico al igual que el de Lope García, pero la empresa Carbonell lo elevó. La parte inferior, de piedra a soga y tizón, es como muy tarde del siglo XIII. Actualmente no está en buen estado.

El camino que llega al Molino de Carbonell está totalmente asfaltado y rodeado como todos de naves, aunque con una parte muy bonita flaqueada de olmos y otros grandes árboles. Esta es la descripción en el inventario de 1884:

 Camino 73. El que partiendo de la puente de los Diablos antes citada, en el camino que desde esta ciudad se dirige al molino harinero de Lope García, continúa por entre las huertas del Vado, el Colmillo y Sosilla, prosiguiendo después por tierras del olivar del Arenal al molino harinero llamado de Salmoral.

El Puente de los Diablos, sobre el antiguo cauce del Arroyo Pedroche, tiene una curiosa leyenda que aparece también en Ramírez de Arellano, que podemos leer en el artículo de Notas Cordobesas .Se puede leer más sobre este puente en este artículo de Castejón donde dice que era de época árabe, quedando solo de esa época la parte baja, y el resto reconstruido a finales del siglo XIX o comienzos del XX. Ahora está tapado por el carril.

Foto antigua del Puente de los Diablos (Gracia Boix, 1965)

El molino está dentro de una finca dedicada al entrenamiento de caballos. El encargado nos atiende amablemente, aunque nos advierte de que no podremos entrar por estar en mal estado y ser peligroso.

Seguiremos por un poco más junto a la orilla hasta un puente existente que sirve a unas graveras para pasar a la otra orilla.

Continuamos por la otra orilla por una bella ribera sombreada y con mucho colorido floral, hasta llegar a situarnos enfrente del Molino de Lope García

Este molino también está en muy mal estado, y junto a él hay una central hidroeléctrica, que en estos momentos parece que no funciona. Este molino es también de época islámica y hasta mediados del siglo XX funcionó como fábrica de harina. El azud del molino se ha aprovechado para construir la presa de la central. Volveremos sobre nuestros pasos para volver junto al puente sobre el que cruzamos.

El camino que llega a ese molino es el  más degradado de todos con la ilegal ciudad deportiva de Sandokán, y un asentamiento chabolista. Esta es la descripción en las OO.MM. Tras pasar por el Puente de los Diablos se separa el de Carbonell, mencionado anteriormente.

Camino 70. El que partiendo del puente del arroyo de la Fuensanta en la esquina del santuario se dirige al molino viejo de Lope García, lindando con las cercas de las huertas de la Fuensanta, de la Concepción, Humilladero, Pantoja y Pantojuela y atravesando el puente llamado de los Diablos continúa entre las huertas de las Infantas y el Colmillo y después por terrenos del cortijuelo de las Infantas y las cercas del olivar del Arenal y de la Viñuela, terminando en el referido molino harinero.

 

 

Volvemos sobre nuestros pasos hasta llegar de nuevo junto al puente de la cantera

Si siguiéramos por el carril llegaríamos al Cortijo del Cañuelo

Pero seguimos buscando la orilla del río, evitando los cultivos.

Enfrente vemos a los pescadores

Continuamos andando junto a un imponente cortado que me recuerda a paseos por el litoral, de Caños de Meca, por ejemplo. Evidentemente por aquí no se podrá andar cuando el terreno esté húmedo.

Unos cuantos caballos nos saludan

Llegamos al cruce de la Colada de la Barca, y encontramos una curiosa columna bajo unos eucaliptos. Tras pensar un poco, llegamos a la conclusión de que podría tratarse del punto de amarre de la barca.Artículo sobre esta columna en el blog Notas Cordobesas

Subiendo un poco la ladera se puede ver como continúa la Colada de la Barca, junto al arroyo de los Sarnos. Se ve que en pocos metros llega a la carretera que va a Alcolea, Vereda de Bujalance.

Abajo se ven restos de lo que pudo ser el embarcadero.

Continuamos caminando bajo el acantilado,

Poco más adelante comenzamos a subir por una veredilla, en dirección a unos eucaliptos.

Llegamos a los eucaliptos, desde donde hay una espectacular vista de Córdoba, con el Puente de la autivía y el recinto de El Arenal en primer plano

Aprovechamos para hacernos una nueva foto de grupo.

Aunque desde aquí podríamos haber bajado de nuevo al río, tomamos una veredilla que nos lleva al puente de la carretera sobre la autovía, entrando por el Barrio de Fray Albino, junto al Cordel de Granada, con nuevas vistas del río.

 Finalmente llegamos al Centro Náutico Municipal, que comparten el Club de Poragüismo de Córdoba y la empresa Aventuras Límite, lo visitamos y nos tomamos un refrigerio allí

Os podéis bajar el track de aqui (dar a botón derecho y guardar como)

Y en formato kml para google earth aquí

Aquí tenéis la ruta en nuestro visor cartográfico. Para ver la ayuda del visor podéis pinchar aquí

Ruta en wikiloc

Y aquí el mapa en imagen (pinchar para verlo más grande)