Imprimir

Monte Público Las Monteras

Las Monteras es el nombre de una agrupación de 6 fincas públicas, situadas en el término Villanueva del Rey: Cabeza Agüilla Alta, Lentiscares, Montera Alta, Montera Baja, Las Erillas, y Campos Verdes. En conjunto su supeficie es de 5.903 has.

Además, es colindante y tiene la misma gestión una parte de la agrupación de montes Caballeras, en término de Espiel. Concretamente, las fincas Caballeras, Los Azahares y La Vaquera. Todo el conjunto forma una unidad de 9.253 has. de monte público, con entradas por Villanueva del Rey, Villaviciosa y La Cardenchosa.

Estos montes además están declarados de Utilidad Pública, lo que les confiere la característica de bienes demaniales, al igual que lo son los caminos, así que no se pueden vender, embargar, ni prescriben ante usurpaciones. Además, para que se puedan desafectar tendría que demostrarse que han perdido las características que les hicieron de Utilidad Pública

En el caso de Las Erillas los motivos de su declaración fueron por estar en la cabecera de cuencas hidrográficas, para favorecer el aprovechamiento de los pueblos de la comarca, y para la repoblación del arbolado, en pro de la mejora económica y física de la comarca, la seguridad de los terrenos, y el régimen de las aguas.

Al contrario que muchos montes públicos cuyo aprovechamiento cinegético está alquilado a sociedades de cazadores, éste está gestionado directamente por la Agencia de Medio Ambiente y Agua (antigua EGMASA), desde su delegación provincial en Córdoba.

La presencia de buitre negro es habitual en algunas zonas, existiendo varios nidos activos. A su vez, se pueden observar otras grandes rapaces como el águila real e incluso imperial.

Sin embargo, son las especies cinegéticas las predominantes dentro de la fauna del coto. Pese a ser una finca no cercada actualmente, la presencia de otros cotos colindantes que sí poseen vallados, hace que Las Monteras albergue un gran número de cabezas de cervuno, que se ven favorecidos sin duda de la gran heterogeneidad en el paisaje. Asimismo, cada vez con mayor intensidad, la presencia de muflón se hace más latente, aquerenciándose de forma particular en determinadas zonas de la finca.

La flora de la zona es tan diversa que pueden apreciarse un gran número de ecosistemas mediterráneos, pero el principal protagonista es el pino. No obstante, madroños, encinas, alcornoques y otras especies arbustivas como el brezo, jaras y lentisco hacen de su presencia algo habitual.

El Névalo, El Manzano, El Tamujoso y El Benajarafe, son los principales cursos de agua que bañan la finca, junto con algunos pequeños embalses repartidos a lo largo de las diferentes manchas.

Nuestra ruta discurrirá por las fincas Las Erillas, Montera Alta y Montera Baja, y el borde con la finca Caballeras. Comenzaremos nuestra ruta en la Casa de las Erillas, y enseguida subiremos al Cerro de Las Erillas, de 898, con una espléndida panorámica, y el más alto de la Sierra Morena Cordobesa al oeste del Guadiato. Después bajaremos al Arroyo Benajarafe, que seguiremos por un tiempo y volveremos a subir por otro carril a la Casa de las Erillas.

A Desalambrar con esta ruta hace patente el interés en que los montes públicos andaluces se dediquen, dentro de un aprovechamiento múltiple, a actividades de ocio no contaminantes como son el senderismo y la bicicleta.

 

Fotos de los siguientes autores (pinchando podéis ver más)

Francisca Rosalía Jurado

Loli Migueles Agenjo

Juan Antonio Marcillo

Dalmiro García

Manuel Torres

y propias

La ruta tuvo lleno, ya que teníamos permiso para 60 personas, y aproximadamente fue ese el número: unas 50 personas en el autobús desde Córdoba, y unas cuantas más que se unieron en Villanueva del Rey procedentes de diversos pueblos del norte de Córdoba.

El principal inconveniente que tuvimos fue que hizo mucho calor, lo que hizo que acortáramos algo la ruta, e incluso algunos participantes lo pasaron mal para acabar y un agente de medio ambiente fue a buscarlo para acabar la ruta.

Al llegar, la cosa comenzó mal, porque hubo una descoordinación y la cancela estaba cerrada.

Algunos saltaron la valla y fuimos a buscar al guarda, pero tardamos en dar con él. Para cuando llegó casi todos habían entrado ya.

Solventado este retraso, comenzamos a andar bastante tarde.

Poco después la cosa se pone cuesta arriba, porque nos dirigimos al Cerro de Las Erillas.

Unas cabras. También aparecieron algunos ciervos.

Llegamos al Pico Las Erillas.

El vértice. Es uno de los más altos de la Sierra Morena cordobesa, y el más alto al oeste del Guadiato, con 898 metros. Aunque el GPS marcaba 912.

Junto al vértice hay una torre de vigilancia del INFOCA y encima un radar de AENA para los aviones. El vigilante nos invita a subir, qué bien, porque las vistas son aún mejores.

La Casa de las Erillas.

Dos aldeas de Fuente Obejuna, ¿La Cardenchosa y Los Morenos?

Belmez. La foto de Peñarroya salió movida

¿Posadilla y la Sierra de Gata?

Tras un buen rato contemplando el panorama de gran parte del norte andaluz, bajamos directamente por un cortafuegos, en dirección a unos viveros.

Seguimos en dirección al carril, pasando por sitios peligrosos

Vista atrás del cerro.

Llegamos a un cruce de caminos, donde me equivoco porque no vi a Dalmiro indicando las direcciones

Volviendo al camino correcto, seguimos y pasamos por la Casa de los Aviones, donde nos pararíamos a la vuelta, y junto a la cual hay una fuente que nos salvó la vida.

Seguimos bajando, y tomamos un carril menos marcado que nos llevará al Río Benajarafe.

Antes de llegar al río hacemos la parada para comer, ya que ya son las 2 de la tarde y la gente me va a morder si no. Pero aún queda mucho camino.

Tras la comida, cruzamos el río. Cuando vinimos en 2010 fue imposible cruzar porque parecía el Amazonas. Tuvimos que cruzar más veces, por lo que esta ruta creo que solo se va a poder hacer cuando haga tiempo que no llueva, siendo otoño por tanto la época más propicia, pero que haga menos calor.

Pasamos junto a un par de mojones bastante rústicos. Seguramente marcan el límite entre Espiel y Villanueva del Rey, ya que a este lado del río estamos en término de Espiel y en el Monte Caballeras.

Segumos un carrilillo, a veces senderos, junto al Benajarafe

Al poco llegamos al cruce con la pista que dejamos antes, donde nos esperan algunos que prefirieron reservarse y bajaron por aquí, También nos encontramos con una tortuga bastante grande.

Y ahora toca subir todo lo bajado, con una fuerte pendiente y el calor apretando, con lo que muchos lo pasaron bastante mal

Algunos no saben como, pero llegamos a la fuente, desistiendo de dar otra vuelta que estaba prevista. El agua revive a la gente, aunque algunos tienen que descansar bastante.

Siguiendo arriba, los primeros llegan a la Casa de las Erillas y vuelven a beber.

El autobús tiene que esperar a los más rezagados, pero al fin estamos todos en el final. Ha sido una ruta dura por el calor, pero bien bonita.

Aquí podéis ver la entrevista en PTV comentando la ruta y otras novedades

Os podéis bajar el track de aqui

Aquí tenéis la ruta en nuestro visor cartográfico. Para ver la ayuda del visor podéis pinchar aquí

En pantalla completa