Fuente en Finca de Rabanales:

  Señalada en el Polígono 8 (hoja, 2ª) del Catastrón, por el lugar marcado, podemos conocer el sitio pero poco más, un amasijo de cañas impide ver algo más que unos restos, que no puedo asegurar, si son de la fuente o no. El agua y el humedal sí que está patente, en un extenso terreno de labor, en esta fecha rastrojo. La isla  de vegetación exuberante que el agua produces es lo único destacable, no obstante os invito a que la visitéis y sobre el terreno, experimentéis, el despilfarro que la UCO hace en el lugar, para abandonar a postriori.

  Acceso: aunque la posible fuente y el sitio por ella ocupado, no sea de especial relevancia, el camino hasta ella es de singular belleza, entraremos por la puerta de la Cerca de Lagartijo, orientándonos por el margen del arroyo Rabanales, es más podemos hacer todo el recorrido por su zona de servidumbre, ahora en verano, en su primer tramo, hasta llegar a las vías del AVE, la suciedad, no permite apreciar la belleza en su totalidad, pero una vez que pasas por bajo de las vías, entras en un oasis de naturaleza, muy poco frecuentado por las personas, es una isla que se hace entre las vías del mencionado AVE y el antiguo trazado de ferrocarril Córdoba- Madrid. Entrar en este, humedal, es transportarte a otro mundo, la diversidad de fauna y flora te hace parpar, en lo que se podría convertir las riveras, si el egoísmo del hombre no las deteriorara. Una vez que pasas por bajo del otro puente ferroviario, has de girar hacia la derecha y pasar una valla de “rombos”, que hay tirada, a los que tenéis prejuicios, en entrar en un terreno privado, pensad que los dueños de esta finca, la UCO, no lo tuvieron a la hora de cercar un terreno con una valla sumamente agresiva con la fauna y que no la tuvieron al cerrar el paso a una fuente, que mucho me temo que sea pública. Una  vez dentro , si miramos hacia el cortijo veremos una isla  enorme de cañas, que es donde coincide con el plano la fuente.