Fontanar de la Campiñuela:

  La Real Academia, define como fontanar a un manantial, y este en concreto que viene señalado en el Polígono, 66 (Hoja 3ª y última), lo forman no menos de cinco manantiales, el terreno hace un descenso hacia el río Rabanales, fruto de la erosión del mismo y en esta zona aparecen, casi a la misma altura o estrato unas islas de plantas hidrófilas, ojo, plantas que no árboles (escasísimos) es muy deducible que el acoso de los tractores, favorezcan esto, estas islas todas con la misma forma, resuman agua en cantidad, pero no la suficiente como para llegar de forma directa al arroyo, la porosidad , profundidad y la labor del terreno, hace que el agua se filtre antes de alcanzar el cause, pero a muy escasos metros, todo esto que describo, en unos quinientos metros escasos, en la rivera derecha, que forma un llano me imagino impracticable en invierno, entre lo que aporten los veneros y el agua de lluvia, esta zona se convertirá en un lodazal, inservible para la agricultura, pues con todo y eso, el terreno hoy se presenta labrado, de no ser así, podríamos estar hablando de un paisaje de ribera, con varias Hectáreas, de incalculable valor ecológico.

  Acceso: Podemos llegar por el descrito en (Fuente en Finca de Rabanales), pero por diversificar, explicaré otra posibilidad, Todos sabemos el tramo de vereda deslindada de la Alcaidía y que otros conocen por el camino de Rabanales a las Campiñuelas, pues ese es el que tenemos que tomar, pasamos el viaducto del AVE y ya podemos disfrutar del arroyo las Adelfas, seguimos adelante unos quinientos metros, hasta darnos con el arroyo Mortero, que tiene un chamizo a la derecha, por el margen de este arroyo hemos de tomar, notamos que  hace un giro a la derecha para desembocar en el Rabanales, pues siguiendo el cauce en su margen derecha podremos observar, en el talud que hace más adelante el terreno las islas de plantas hidrófilas