Abrevadero y pilar en el Capricho:

Descripción de Serafín Parra

  Lo que antes fue Pendolillas, en esta finca escasa en agua el señor Amo nombra a dos fuentes, que a nadie le quepa duda que la que ahora describo es una de ellas. Situada a escasos metros de la Clavellina, al sur está en el nacimiento del arroyo Buen Agua, el aspecto de la alcubilla denota la muchísima antigüedad, algo que no pasa con el abrevadero que hay poco más abajo, que es de la época de tantos otros que ya hemos descrito de ladrillos vidriado con los ángulos matados, eso sí nunca menos del centenar de años, ahora sin uso y un abandono lastimoso, el entorno es el típico de dehesa no muy deteriorado a pesar de aguantar un más que buen número de reses bravas.

Es curioso ver alcubilla a una altura tan elevada, creo no le falta el agua en todo el año.

  Acceso:

Como excursión amena, recomiendo que remontéis el arroyo de la Buen Agua, desde la carretera que va al puente Mocho, justo después de pasar el Yegüeros está el nuestro, una cancela con acceso a los viandantes da paso por bajo de la línea férrea del AVE, allí ya he descrito la fuente del Buen Agua, seguir sin más el curso del arroyo. Otra posibilidad es llegar por el camino de los Piconeros, pero lo tienen cortado de forma ilegal los herederos del banderillero Guerra, en el puente que del ave, fácil saltar la cancela, pero el verdadero problema surge con la enorme cantidad de ganado bravo suelto que hay en la finca.