Es el conjunto del que se nutría el cortijo que por sus dimensiones todo hace pensar que consumía muchísima, enormes establos, huerta y el cortijo en sí. El pozo, es de boca cuadrada y espectacular de grande, la noria aun conserva parte del mecanismo y llama la atención que estando tan alta, el agua la tenga muy a flor de boca, el pilón abrevadero también es de enormes proporciones. Es una verdadera lástima en el estado que se encuentra todo de abandono total.

  Acceso:

Está en pleno trazado de la Vereda de la Alcaidía.