Descripción de Serafín Parra

Nacimiento en Santa Sofía.

  Le doy este nombre por que es este cortijo el que verdaderamente se abastece del importantísimo caudal que este manantial da, incluso al día de hoy, ya muy prolongado el estío, es una obra hidráulica muy importante la que regula este manantial y muy antigua, esto más la huerta hoy de naranjos, más o menos conservada, la hace merecedora, de los parajes más bonitos de cuantos haya visitado hasta la fecha, el caudal hoy mínimo viene perfectamente encausado desde el mismo nacimiento, por unos muros laterales de piedra superpuesta y bancales a sus lados, primero daremos con una alberca enorme de unos diez metros de larga por unos cuatro, más arriba, podemos observar, una aljibe echo en el mismo cauce, para culminar en otra alberca esta más pequeña que es la que recoge la del manantial, a poca distancia de esta hay una galería cegada, hoy sin agua pero que sin duda con las lluvias, volverá a manar, todo en un estado de limpieza y conservación óptimo, la alcubilla que señalan en el Catastrón nº 65 (hija 2ª y última), mucho me temo que haya sido sepultada por la autovía. El conjunto está más bien en terrenos del Lagar de Torrearboles y como el manantial es importante y D. José Amo menciona: Fuente de Salmerón en Torreárboles, habrá que investigar, por si se trata de la misma.

  Acceso, Hay que llegar al cortijo de Santa Sofía, yo me he encontrado abierto el acceso, pero podemos hacerlo sin no mucha dificultad por el arroyo Pedroches, una vez que llegas  al casa de la Huerta de Cabra habrás de pasarla y seguir cauce arriba, pasar la fuente de la Huerta y remontar aun unos doscientos metros ahí en unos eucaliptos y dejando el cortijo a la derecha remontar un afluente del Pedroches, este con agua aun en este tiempo, el te conducirá a esta maravillosa obra de captación de agua.