Fuente de Rabanales

  La menciona en las Ordenanzas Municipales de 1884 en el cuarto distrito como “abrevadero de Rabanales: en terrenos de la dehesa de este nombre”, la sitúa el Catastrón y pone nombre propio en el polígono núm. 67 (hoja 2ª y última) y la señora que vive, en el merendero que siempre ha estado pasando el puente sobre el río Rabanales, os puede contar cientos de historias tanto personales como de otros que allí iban a merendar o de perol. Ella misma me hizo una descripción de lo que fue, pues por desgracia a la vez que ampliaron la autovía a Madrid se llevaron por delante una majestuosa y popular fuente redonda, con un brocal de mármol, no recuerda cuando ocurrió esto, pero está segura que fue, cuando ampliaron la carretera, hoy queda un manantial con un caudal tremendo que nace dentro del recinto, de la Cervecera a muy escasos metros de la valla que cierra la parcela y que reboza por esta misma, vertiendo el agua directamente al arroyo Rabanales tras un breve recorrido. Curiosamente no hacen uso de esta agua o  no he podido verlo y en el mismo nacimiento, arrojan los residuos de jardinería.

  Acceso: pasando el arroyo Rabanales, por la carretera a Alcolea, veremos el merendero con el mismo nombre, lleva años cerrado al público, pero se mantiene ahí, aquí es donde vive la señora que me ha contado, muchísimo sobre la fuente, suele salir al ladrido de los perros, seguimos unos metros hacia arriba  a la altura del disco que prohíbe la circulación a vehículos de más atura de 4 metros y medio, salta la valla el manantial que nace pocos metros más adentro, de todas formas la vegetación nos indicará el sitio aproximado. De fuente ni un ladrillo.

 

Está también en el plano de veneros de 1905 junto a la carretera