Alcubilla muy especial, unas grandes dimensiones hacen posible que en su interior haya unos bancos, es profunda y abajo parte una galería con canalillo que portaba el agua hasta una enorme alberca que hay unos cincuenta metros más abajo. Comienza a deteriorarse, y los usurpadores, han introducido tuberías que la afean, pero con todo eso es una preciosidad; ella en sí , pero el barranco y el entorno a pesar de la proximidad de las parcelaciones aun conserva una fronda variada y espesa otorgando de belleza de sobra para hacer una visita a la ya de por sí maravillosa alcubilla.

Acceso:

 

Justo al pasar el restaurante el Rosal, en la carretera de Villaviciosa, km. 10,900, hay que tomar el a la izquierda, seguir por ese camino hasta salir al valle-barranco, lo mencionan como barranco, pero la amplitud del cual es tan grande que os lo describo como valle, desde allí llegar al cortijo abandonado del Rosal de Tres Palacios y ascender por el cauce, a unos trescientos metros, nos daremos con el conjunto de la Alcubilla del Rosal.

Si ya sabemos ir a la alcubilla del Rosal, sólo hay que seguir curso abajo y a unos quinientos metros, daremos con ella, si vamos hacia el Norte el Cortijo de la Alegría nos quedará a la izquierda.