Así la mencionan en las Ordenanzas Municipales de 1884 en el Quinto distrito: Abrevadero de la Víbora: en terrenos de la dehesa de este mismo nombre.

En los Catastrones, la misma cuesta le dan el nombre de la Lancha y al arroyo de la Alcaidía y en los planos actuales del Instituto Cartográfico Andaluz, la nombra como Fuente de la cañada de la Y (situándola, como todas, mal) tanto que no es esta la cañada de ese nombre, o por lo menos eso aseguran lugareños con más de cien años en distintas generaciones de vivir allí y conocer el terreno a la perfección.

La fuente está completamente enterrada primero en una espesísima zarza y después casi enterrada en tierra, hoy tras un largo trabajo de desbroce, pude ver uno de sus bordes, que iba enmarcado en una   cincha de hierro, muy poco más puedo aportar de ella, todo está completamente enterrado, poco más adelante y desde el camino se puede ver un tubo de PVC de escaso diámetro del que surge un buen caudal, en este lugar el arroyo está encausado, más bien supongo sería protegiendo la fuente.

Acceso:

Vereda de la Alcaidía, cuando esta se separa de la de Linares y toma dirección norte hacia el cortijo del mismo nombre, muy poco antes de llegar a la fuente que hay por bajo de la “Casilla”, queda a mano derecha del camino, muy próximo a él, la referencia es el tubo manando agua, para verla habrá que hacer el esfuerzo de reclamar la recuperación de ella a la Delegación de Medio Ambiente, pues queda en el trazado de la Vereda siendo competencia de la Consejería su recuperación.