Manantial y Fuente en la Galaza.

   Reseñado en el Polígono 103 (hoja 3ª y última) de los catastrones, la fuente que aun se conserva al pie de un centenario algarrobo junto al cortijo, es bonita viendo el conjunto, el pilar en sí ya es original en su forma, en obras posteriores le adosaron uno más a cada lado, estos de obra y a continuación de ellos un banco “poyete” a cada lado, todo esto, limpio, con el agua fluyendo y a la sombra del algarrobo, no podría dejar de ser una delicia en los días del verano riguroso, el agua la traían desde el manantial, como se puede constatar, siguiendo una antigua cañería de hierro hasta el mismo manantial, no hace mucho alguien con pocos recursos la intentó poner en uso, sin recursos pues sólo hay que ver la de innumerables trozos de todo tipo de material que usó para empalmar los trayectos de la antigua cañería que faltaba. El manantial, impresiona, en una vertiente sumamente escabrosa, una poza que rebosa agua en abundancia, tiene obra antigua destruida, es un muro muy grueso con leve forma circular, sobre sillares enormes de piedra del lugar, este muro contenía agua para conducirla a una alberca que hay próxima y que habría que hacerle una descripción aparte, en cuanto a ornamentos y valor histórico, en realidad toda la finca Valle Hermoso, es una maravilla, aterrazada a base de esfuerzos titánicos como demuestra el movimiento de piedras realizado, no tengo base científica para decir que paseando por ella, veía a los antiguos árabes trabajando aquellas huertas, pero estoy casi seguro que así fue.

Acceso: Subiremos por la Vereda de Trassierra, en el descansadero de la Gitana, en lugar de girar a la izquierda, seguiremos adelante por el camino que hay en el ángulo norte superior de dicho descansadero, una cancela verde obstaculiza el acceso a los automóviles, pero a los que andamos nos permite el paso por los lados, ya sólo hay que seguir el camino hasta el Cortijo abandonado de La Galaza, ahí veremos la fuente hoy sin agua y si paseamos por la terraza de arriba y dirección norte nos encontramos con el arroyo Valle Hermoso, siguiendo su cauce arriba nos topamos con el manantial.