Esta en la Bastida, pero no en la casa, sino más próxima a la Zahúrda, hoy reconvertida en una casa de disfrute; hay una de muy reciente construcción, que nos servirá de guía para la auténtica, no le falta de nada, alcubilla, pozo y pilones grandes y bonitos, para llegar, son muchas las alternativas y todas algo complicadas, aprovechando, la descripción de la Poronada, partiremos de ella, para llegar, pasaremos por delante de la casa de S, Luís, hemos dejado atrás una cerca de piedra abierta, con cancela y reja canadiense, sin dejar el camino principal, nos saldrán cinco a la izquierda y si no hemos tomado ninguno de estos por equivocación, nos hemos de topar con una cancela cerrada con cadena y candado, hay un medio de pasar, sin tenerla que saltar y es que pocos metros antes hay una portera, que siguiendo paralelo a la valla (malleando), nos llevará a este mismo punto, haced lo que queráis, ya no hay nada más que bajar, este camino hasta el encuentro, del Guadarromán con el Matalagartos, haced un alto y disfrutar de microclima y de diversidad de fauna y flora, pasado un tiempo prudencial, comenzad a subir hasta divisar la mencionada anteriormente zahúrda, en sus proximidades, veréis la del Borbollón.