Imprimir

El 7 de marzo organizamos la primera ruta de Córdoba a Adamuz siguiendo, en lo posible, el trazado del Camino Real de la Plata. Hubo dos opciones para realizarla: desde Córdoba (35 km) y desde Alcolea (23 km). Ruta en colaboración con los clubes Botachancla de Alcolea, Agujetas de Villafranca y Culiquemaos de Adamuz.

Pocos fuimos los que comenzamos en Alcolea, algo menos de 30 personas nos juntamos en las cocheras de Aucorsa. Fuimos primero por el carril (al principio asfaltado) de servicio del canal de riego. Después por la Vereda de Linares, que nos lleva a Alcolea. Al llegar al entorno del antiguo hospital psiquiátrico nos encontramos con uno de los magnificos guías que hemos tenido, Heliodoro, que nos lleva por la senda que preparó junto al arroyo Guadalbarbo y que evita tener que ir por la carretera.

Puerta que se puede abrir. En el lado la marca de PR que une Córdoba con Alcolea

Cortijo de Román Pérez Bajo

Cruzando las vías del tren por el paso elevado.

Llegamos a Alcoela, y desayunamos en el bar Casa Rubio mientras llegan los demás senderistas.. Aqui ya nos juntamos unas 85 personas.

A partir de aquí seguimos un precioso recorrido junto a la margen del Guadalquivir que encanta a los que no lo conocían. Sigue siendo aquí Heliododo el que nos guía por estos paisajes que la mayoría solo habían imaginado hasta ahora

 

Puentecillo que se ha currado Heliodoro

Central hidroeléctrica. Aunque no lo parezca, hay paso entre la misma y el río.

Llegamos al Puente Mocho. A partir ya segumos el Cordel de Villanueva, pero desde aquí hay que hacer aproximadamente 1 kilómetro y medio por carretera. Vamos con cuidado y previamente habíamos pedido autorizacion a Tráfico.

Dejamos ya la carretera, atravesando la finca Ribera. A partir de aquí son los miembros del Club Agujetas de Villafranca los que nos guían. Han estado investigando, desbrozando y señalizando el trazado original del cordel, que en su mayoría no va por el carril, sino por bellísimas sendas.

En verde la señalización del cordel

Espléndidas imágnes del pantano de Navallana

Cancela que se puede abrir, en el precioso collado que hay junto al Cerro Gomero.

Tras ese collado es uno de los tramos donde el camino está mejor definido.

Llegamos al Descansadero de La Ventilla, lugar donde hacemos la parada para comer. Aquí nuestro compañero Leo del Club Botachancla de Alcolea nos trae agua, las deliciosas naranjas de su huerto y algunas otras viandas.

Cortijo de La Ventilla. Evidentemente el nombre hace referencia a la antigua venta en el camino.

La distancia hace mella, y tras la comida son varios los que se tienen que retirar, sobre todo porque tras la comida hay que subir la llamada Cuesta de los Ladrones.

Hay que decir que, según la documentación disponible, hasta este momento no hemos ido por el Camino de la Plata del siglo XVI, que estaría ahora bajo el pantano de Navallana, y que aqui sería donde se incorporaría este antiguo camino.

Llegamos a la carretera que une la presa del Pantano del Guadalmellato con Adamuz, por donde continúa el cordel, después se convierte en carril, y pasando junto al Molino del Gollizno llegamos a Adamuz

Mapa y track del recorrido en Wikiloc, subido por Miguel Criado.

Más sobre el recorrido y el Camino Real de la Plata

El Camino Real de la Plata era la vía principal de comunicación entre Córdoba y Toledo entre los siglos XVI y XVIII, hasta que la apertura de la nueva carretera por Despeñaperros la convierte en el itinerario principal. Era tal la importancia del camino que desde la corona se les dio facilidades para que se abrieran numerosas ventas, por lo que también fue conocido como Camino de las Ventas.

En el itinerario de Villuga de 1546 aparece como el camino pasaba por la Venta del Monte de Tierra y después al Puente de Alcolea. Este trazado coincide ahora prácticamente con la carretera, antigua N-IV, por lo que es inviable recorrerlo peatonalmente. Por tanto en su lugar iremos al principio por el camino de servicio del canal de riego, después por la Vereda de la Alcaidía hasta su entronque con la Vereda de Linares, y cuando llega a las cercanías del Arroyo Guadalbarbo tomaremos una senda junto a éste, que pasa por una fuente recuperada hace poco, la Fuente Victoria, para cruzar las vías de tren por un paso superior y llegar a Alcolea.

Desde Alcolea a Adamuz el camino, según nos informa Manuel Leiva, atravesaba varias veces el Río Guadalmellato, por lo que tenemos que suponer que ahora está bajo el pantano, donde debió estar la Venta de Malabrigo. En el siglo XIX este camino era llamado Cañada de los Ladronres. En un momento posterior posiblemente cambió de recorrido, y comenzó a atravesarse por el Puente Mocho, de origen romano, pasando después por el lugar que es conocido ahora como La Ventilla y está en el término de Villafranca. A partir de ahí se sube la Cuesta de los Ladrones donde se uniría con el trazado original. Más adelante ya se ha asfaltado el camino, coincidiendo con la carretera de Adamuz al Pantano de Navallana. Tendremos que ir por esta carretera aproximadamente 2 km, pero después nos desviaremos por el sendero señalizado de Adamuz Ruta del Agua, pasando por el Molino del Gollizno por donde llegamos a Adamuz.

El croquis que figura en el cartel es realizado por Marcelino Menéndez Pidal en el año 1951 para ilustrar el referido repertorio de caminos de Villuga. En este artículo podéis encontrar más información sobre el Camino de la Plata.