Imprimir
Un día cansado el de hoy, pero gozoso, ya que nos hemos reunido muchísima gente para reivindicar la apertura de nuestros caminos públicos, en la que ha sido la segunda marcha de la Plataform­a por los Caminos Públicos. Un autobús de Almagro, otro del grupo Señal y Camino de Dos Hermanas, otro de la asociación Amigos de los Caminos de Castillo de las Guardas, y grupos de Lugros (Granada), Villaviciosa, Almodóvar, Hornachuelos, y muchos anfitriones de Posadas y Córdoba. Al menos 300 personas en total. Con un poco de desorganizción, hay que reconocerlo, para llevar a tanta gente, hemos comenzado el camino, algunos de nosotros recorriendo el primer tramo en coches para ahorrar tiempo, hasta llegar a la cancela que solía estar cerrada, y que por fin está abierta. Por el camino, Salvador Nieto, el ganadero local al que se le ha estado impidiendo el paso hasta su ganado, nos enseña el lugar por donde el deslinde provisional marca la vía pecuaria, ilógicamente, y que de todos modos también está cerrada. IMGP3041_redimensionar IMGP3042_redimensionar Tras el camino, a medias andando y a medias en coches, para no retrasarnos, llegamos al lugar donde estaba cerrada la cancela, ahora está abierta. En esta foto podemos ver parte del grupo. Más o menos la mitad. IMGP3043_redimensionar He podido hacer pocas fotos, porque estaba muy ocupado con la organización del grupo y hablando con tanta gente como había, y también con la Benemérita. Finalmente llegamos a la finca Tres Arroyos, que Salvador tiene alquilada para aprovechar los pastos. Aquñi teníamos esperándonos un delicioso perol. Tras reponer fuerzas, comentamos las novedades de la Plataforma. José Manuel Flores, presidente de Amigos de los caminos, hablando. IMGP3044_redimensionar IMGP3046_redimensionar Fijaos al fondo, qué público más ilustre. IMGP3047_redimensionar Ya más tranquilos emprendemos el camino de regreso, muy desperdigados. Lourdes y yo nos quedamos los úlimos y podemos apreciar el esplendor de la primavera. IMGP3048_redimensionar IMGP3049_redimensionar IMGP3050_redimensionar Volviendo, un tramo más húmedo de la colada nos muestra una vegetación exhuberante. IMGP3051_redimensionar IMGP3052_redimensionar